Nieve low cost

A partir de diciembre, hasta Semana Santa si la climatología lo permite, podemos disfrutar de una gran temporada de esquí en nuestro país. Una época perfecta para ir a las montaña y disfrutar de la nieve, el relax, cenas, almuerzos, pistas blancas, forfaits… Sin embargo, esta afición tiene un pequeño inconveniente y es que para preparar una salida familiar a la nieve los gastos suelen ser elevados. 

¿Cómo podemos disfrutar de la montaña, de sus puestas de sol, de descensos impresionantes sin gastar una mucho dinero? Os invitamos a leer unos consejos para disfrutar de la nieve a un costo más bajo de lo habitual. 

En primer lugar, la nieve se puede disfrutar exactamente igual en pistas recónditas como en estaciones menos famosas. Si el año es bueno, la estación de Valdezcaray, situada en La Rioja, dispone de 26 pistas de esquí y precios realmente competitivos, además de poder disfrutar de numerosas actividades al finalizar la jornada de esquí, como visitar San Millán de La Cogolla, Haro, o la calle Laurel en Logroño. Otro destino para esquiar low cost es Espor, en el Pirineo de Lleida. 22 pistas en un pueblo de 200 habitantes, inmejorable. Si encontramos una buena oferta, Panticosa, ahora unificada en Formigal-Panticosa, ofrece 141 pistas entre los dos complejos. Y sobre todo un planazo posterior en Marchica, su sala de fiestas a pie de pista. 

Una de las mejores formas de ahorrar es planificar el viaje e intentar buscar ofertas con tiempo en los diferentes portales low cost que han surgido en los últimos años. Entre ellos, destacan páginas como esqui.com, estiber.com o esquiades.com, además de los tradicionales conocidos como Lastminute, Atrapalo  o Logitravel. La gran mayoría de las estaciones de esquí, además, disponen de alojamientos a pie de pista que promocionan en sus páginas web oficiales con paquetes de alojamiento y forfait. 

Por último, organizarse con otras familias es otra solución excelente, no sólo por la diversión que se deriva de ir con más gente, sino también por el ahorro que supone compartir tantos gastos. Trata de reunir a todos tus amigos que comparten contigo la pasión de la montaña, y organiza unos días con raquetas de nieve, esquís, tablas de snow o trineos.