Navegando para limpiar el océano: 4Ocean.

La limpieza del medio ambiente es nuestra prioridad. Estamos escuchando cada vez más noticias sobre el calentamiento global, el efecto invernadero, el plástico en los océanos, la pérdida de biodiversidad y todas las consecuencias que tiene el impacto de una población de casi 8 mil millones de personas que tiene el planeta. 

Hacer cambios en nuestro estilo de vida, incluso los más pequeños, pueden tener un impacto significativo en el medio ambiente. Cualquier pequeño gesto marca la diferencia y las iniciativas positivas comienzan en una pequeña idea en nuestra mente y, sobre todo, desde el corazón de todos nosotros. Y es que una buena idea que mejore el mundo funciona como un círculo positivo, que se retroalimentación y conduce a unos resultados concretos. ¡Cualquier buena idea puede funcionar para mejorar el planeta!

Un pequeño gesto puede ser llevar una pulsera en la muñeca. Sí, como lo lees. Y es que llevar una pulsera puede ser una forma concreta de limpiar nuestros mares de plástico y de deshechos acumulados durante décadas. Se trata de una idea que nace de los corazones de dos surfistas estadounidenses: Andrew Cooper y Alex Schulze. Solían navegar para buscar la ola perfecta, hasta que se encontraron con la “ola” llamada 4Ocean, una fundación creada por ellos mismos que promueve limpiar las playas y los mares de basura. 

Estos muchachos nos cuentan cómo comenzó todo, cómo no, en la playa. Hubo un momento en el que, contemplando el mar, se sorprendieron de una red de pesca que estaba llena de plástico. Sólo plástico. Un plástico que, según los datos de la ONU, es una amenaza para más de 690 especies marinas. Esta lucha tiene enfrente una campaña de limpieza de la contaminación marina con WWF al frente de la misma. Esta es una de las razones por las que Regina (Grupo Sofidel) colabora con WWF Italia a través de una línea de pañuelos certificados por el FSC. Un gesto de amor por la naturaleza al alcance de todos. 

Los activistas del grupo 4Ocean trabajan sobre todo explorando la costa y el mar abierto capturando residuos. La fundación fue fundada en 2017 y hoy es una estructura con más de 150 empleados y cientos de voluntarios. Además, trabajan en proyectos en 20 países de todo el mundo. 

Gracias a la colaboración de quienes se preocupan por el planeta, garantizan una limpieza casi constante de los tramos de costa en los que trabajan, alcanzando las 115 toneladas de desechos en 2017 y, este año el objetivo es superar las 450 toneladas. 

Pero, ¿te acuerdas de la pulsera? Pues se trata de un pequeño objeto fabricado en plástico reciclado y totalmente verde. Una cuerda de colores hecha de plástico y vidrio reciclado. Un regalo especial y sostenible, que explica los motivos que mueven la asociación (puedes conocerlos en la página web 4Ocean).

Compartir esta información es fundamental porque gracias a Internet la fundación tuvo un primer impulso a la acción y a la movilización colectiva, y 4Ocean pudo encontrar otras asociaciones con las que cooperar para limpiar las aguas. 

4Ocean nació gracias a la sensibilidad de los niños pequeños, quienes tuvieron la oportunidad de ver con sus ojos el efecto que el hombre tiene sobre la naturaleza y su ecosistema. Esto sucede todos los días, incluso lejos de nuestra vista. La conciencia es el primer paso para un mundo más limpio y una vida más saludable, para nosotros y para todos. Hoy y mañana.