Un mundo por descubrir, ¡en crucero!

¿Sueñas con una semana (o incluso más) de relajación total, buena comida, tratamientos de salud, baños de sol, paisajes impresionantes y aguas cristalinas? Y quién no, ¿verdad?
¿Estás pensando en el paraíso? Nosotros… ¡en un crucero! 

El primer buque de pasajeros del mundo fue el Francisco I, construido en 1831. El primer crucero zarpó de Nápoles en 1833, y en poco más de tres meses tocó Taormina, Catania, Siracusa, Malta, Corfú, Zakynthos, Atenas, Esmirna y Constantinopla. Un itinerario no muy diferente de los que hoy se ofertan en el Mediterráneo, pero reservado exclusivamente a los nobles, las autoridades y la realeza de la época.

Hoy las cosas han cambiado mucho. Gracias a las ofertas y paquetes de viaje más asequibles, un viaje en crucero ha pasado de ser un lujo solo accesible a unos pocos a convertirse en un tipo de vacaciones al alcance de todo tipo de viajeros.

La belleza de los paisajes a lo largo de las rutas recorridas, la calidez del sol en la cara, la herencia artística y cultural de las ciudades de desembarco en las costas de América, África, Europa ... ¡lo difícil es tener que elegir! Para ayudarte a decidir, aquí tienes algunos itinerarios que no puedes perderte a bordo de los gigantes marinos más increíbles. 

Crucero por el Mediterráneo: salida desde Italia con destino Grecia; Santorini, Mykonos, Éfeso, y por último Creta. El barco que hace esta ruta es el Celebrity Reflection, de la compañía Celebrity Cruises. Ofrece una multitud de servicios, desde barbacoas al aire libre hasta clases de pintura. 

Crucero por el Caribe: En el Carnival Breeze la palabra clave es: ¡diversión! Entre sus atractivos, destacan un teatro 5D y su Game Show, además de sus maravillosas paradas en el Caribe: Miami, Antigua, Barbados y Puerto Rico.

Si prefieres recorrer el Caribe oriental, en la Royal Princess descubrirás el verdadero significado de la palabra “relajación” gracias a sus centros de spa y bienestar. Destinos: Fort Lauderdale, Antillas, Barbados, Islas Vírgenes, Bahamas. 

Y para descubrir el Caribe occidental no dudes en embarcarte en el Oasis of the seas, de Royal Caribbean. Un crucero que respira aventura: área de piscina y zona deportiva con simuladores de surf y un Teatro Aqua donde se pueden ver impresionantes acrobacias y coreografías acuáticas. Escalas en Orlando, Haití, Jamaica y México. 

El Norwegian Getaway, de la flota de Norwegian Cruise Line, es la alternativa perfecta para aquellos que llevan los majestuosos y extremos paisajes del norte en el corazón. Después de unas partidas en el casino y un espectáculo de magia, y tras una deliciosa comida en uno de sus restaurantes adecuados para satisfacer todas las necesidades y gustos culinarios (cocina asiática, restaurantes de lujo, restaurantes de carnes y muchos otros), es hora de dirigirse a la cubierta: ¡nos vemos en los tejados de San Petersburgo! El itinerario serpentea a través de las capitales bálticas: Copenhague, Warnemude, Tallin, San Petersburgo, Helsinki, Estocolmo. 

Por último, una mención especial: el Ecoship. Un crucero realmente ecológico. El proyecto, presentado por Peace Boat, incluye turbinas eólicas y velas fotovoltaicas, y será el barco más ecológico de los siete mares gracias también a sus motores híbridos, que garantizan un ahorro de 40% de CO2 en comparación con los barcos construidos antes del 2000. Gracias a un innovador sistema de recuperación de agua no descargará ningún tipo de residuo en el mar, y los cultivos verticales satisfarán en parte la demanda de alimentos a bordo del barco. Resorts verdes, cruceros verdes y un mundo para descubrir que, de esta manera, ¡siempre estará limpio!