Cuáles son los museos más bonitos

Un mundo por descubrir a través de los museos más espectaculares del mundo. Este es el objetivo de un día como el Día Internacional de los Museos, establecido oficialmente en 1977 y que se celebra todos los años el 18 de mayo. Coordinado por el Consejo Internacional de Museos (ICOM), es un evento que cada año llama la atención sobre un tema específico, centrado en el interés de la comunidad internacional de museos.

Con motivo de este día, los profesionales de los museos se reúnen con el público de todo el mundo, para comunicarles las ofertas y los desafíos que los museos enfretan cada día a nivel mundial. Buscan presentar la realidad artística y la enorme importancia que los museos tienen en la preservación de lo tangible y lo intangible del patrimonio de la humanidad.

Un museo, según la definición de la ICOM, es una institución permanente sin ánimo de lucro al servicio de la sociedad y, por lo tanto, del público y su desarrollo. Por lo que sensibilizar a la ciudadanía sobre el importante papel que desempeñan los museos es un deber social a nivel nacional e internacional. 

La temática de 2019 es “Los museos como centros culturales: el futuro de la tradición”. Es una oportunidad para reflexionar sobre cómo está cambiando el papel de los museos, manteniendo el ritmo de los avances tecnológicos que estan directamente vinculados al desarrollo económico y social de nuestra era. 

Una de las claves es que los museos se reinventan a sí mismos buscando interactividad con el público y colocándoles en el centro de cada servicio y exposición que organizan. Los museos se vuelven flexibles, adaptables y móviles, convirtiéndose en verdaderos centros culturales en la que los visitantes pueden participar activamente co-creando, compartiendo e interactuando en tiempo real con las obras, los artistas y con otros visitantes. 

Toda esta evolución se realiza preservando la función principal de un museo: colección, conservación, comunicación, investigación y exhibición (según el manifiesto del ICOM). La búsqueda de la innovación ha llevado a los museos a desempeñar un papel crucial para poner de relieve los problemas globales y promover el diálogo entre culturas. 

El Día Internacional del Museo es un día dedicado al futuro, a mirar nuestra cultura e historia con optimismo. Y con este mismo espíritu, te invitamos a realizar una visita virtual por algunos de los museos más espectaculares del planeta. 

Nuestra primera parada es el MET de Nueva York (Metropolitan Museum of Art). Si la primera sensación que tienes al llegar a Manhattan es sentirte pequeño, lo mismo ocurre cuando entras al museo. En el MET se expone una de las colecciones más importantes de Arte Moderno del mundo. El Arte Moderno, pese a su nombre, existe desde que en 1400 se descubrió la perspectiva. 

El segundo museo que queremos destacar está en el corazón de Francia: el Louvre. El museo parisino contiene cientos de tesoros históricos. Pero entre todas, destacamos la Gioconda, de Leonardo Da Vinci: La Zattera della Medusa, de Theodore Gericault; Psyche revivida por el beso de amor, de Antonio Canova; y la Venus de Milo. 

Y desde Paris nos movemos a Italia, haciendo paradas en los Museos Vaticanos, primero, y luego en la Galeria de los Uffizi en Florencia. En Roma encontramos algunos de los momentos más altos del arte italiano, que te sorprenderán al levantar tu barbilla hacia el techo de la espectacular Capilla Sixtina. En Florencia, sabiendo que estás dentro de uno de los museos más visitados del mundo, saludamos a  la primavera y a la fuerza de la naturaleza frente al Nacimiento de Venus de Botticelli.

¡Y ahora toca visitar España! Estamos frente a un museo de arte contemporáneo, que se ha convertido en una atracción turística muy importante desde su construcción. La estructura del edificio tiene una forma que se asemeja a una nave, mientras que sus paneles brillantes recuerdan las escamas de un pez. Abierto al público en 1997, significó un gran impulso económico para la ciudad que lo alberga, logrando instalarse en el paisaje urbano con violencia y armonía al mismo tiempo. El mérito es del arquitecto canadiense Frank O. Gehry, que diseñó el Museo Guggenheim Bilbao, en Bilbao. Fruto de una inspiración visionaria y fantástica. 

Seguimos la visita virtual con una visita a museos que destacan por su originalidad. Como el Museo de Parasitología Meguro de Tokio, perfecto para los amantes de la ciencia y la naturaleza. Se trata del primer museo en el mundo dedicado a la relación parásito-huésped y a la relación natural de simbiosis y parasitosis entre las formas de vida del mundo natural. ¡Un viaje increíble hasta los límites de la realidad!

Y para aquellos que a menudo se refugian en la fantasía, tenemos dos paradas más. 

El National Leprechaun Museum de Dublín, en el que podrás vivir en la piel del duende nacional Leprican durante un día. En él encontrarás mesas gigantes para sentarte, enormes sillones para tumbarte, un arco iris para caminar y una olla de oro para revolcarte.

La siguiente parada es en el Museo de la Brujería, en Cornwall. En la visita podrás pasar un día entre antiguas leyendas y personajes extraños, recetas, brebajes, insectos y antiguos secretos. ¡Lo tiene todo!

¿Alguna vez has oído hablar de la criptozoología? Es la ciencia que estudia animales cuya existencia no está científicamente probada: como el Yeti o Bigfoot. ¿Qué museo expone este tipo de cosas? El Museo de Criptozoología de Portland, Oregon (EEUU). 

Finalmente, la última parada ineludible, para los románticos irremediables o para los cínicos curiosos: el Museo de la Relación Rota, el museo de las relaciones finitas, o de los corazones rotos. El origen de este museo viene del final de la historia de amor entre Olinka Vistica (productora de cine) y Drazen Grubisic (escultor). Los ex enamorados maduraron la idea de mantener en un museo los objetos que habían sido representativos de su amor vivido. Ambos pidieron a sus amigos que les dieran los objetos de antiguas y fallidas parejas hasta que se globalizó este fenómeno, llegando a ser cientos de personas las que donaron recuerdos que, de otro modo, estarían destinados a coger polvo en un armario. Se trata de un museo sociológico para reflexionar sobre el amor, sus comienzos y sus finales.