Arquitectura verde

¿Sabes qué es el Día Mundial del Hábitat? Se trata de una recurrencia establecida por las Naciones Unidas en 1985, festejada desde el año siguiente el primer lunes de cada mes de octubre. 
El objetivo de este día es sensibilizar a la opinión pública para asumir una responsabilidad común: la de configurar el presente y el futuro de las ciudades (nuestro hábitat) mediante un estilo de vida sostenible y una arquitectura de bajo impacto ambiental.
Cada año se propone un nuevo tema para promover la necesidad de entornos seguros y saludables en las ciudades, especialmente para niños, ancianos y discapacitados.

Además, dada la necesidad de proteger nuestro hábitat en el sentido más amplio posible (como es el planeta tierra), debemos replantear la habitabilidad de los centros urbanos asociándola al transporte, las energías sostenibles, la restauración de espacios verdes, el agua limpia y el aire saludable. 
Este año el Día Mundial del Hábitat se centra en la gestión de los residuos sólidos. Y para ello se realizarán una serie de reuniones y conferencias en Kenia. El manejo de los desechos sólidos es una cuestión de importancia mundial, ya que debemos evitar que la basura se derrame en mares, bosques o en zonas subterráneas de la tierra. 
Son cuestiones que, considerando el aumento de la cantidad de desechos producidos cada año por cada uno de nosotros, pueden enfrentar un cambio en las actitudes públicas: minimizar el desperdicio, regularizar la eliminación de desechos, promover el reciclaje y la reutilización. 

Nunca es demasiado tarde para cambiar de hábitos. Podemos transformar la vida cotidiana en rutinas más amigables con el medio ambiente, para así conseguir que nuestras ciudades sean más verdes.
Lo mismo piensan diseñadores, arquitectos e ingenieros que trabajan en crear proyectos más sostenibles en el mundo. Te invitamos a ver este viaje virtual para descubrir un mundo verdaderamente ecológico: 

· Clock Shadow Building, Continuum Architects + Planners. Milwaukee: se trata de una amplia área industrial totalmente remodelada, equipada con rompehielos móviles capaces de explotar el clima continental, protegiendo del calor en verano y garantizar una ganancia solar constante en invierno. 

· Home Farm, Start Studio. Singapur: se trata de una casa retiro convertida en una granja urbana. Entre terrazas verticales, jardines colgantes, hortalizas y plantas en cascadas, incluso los ancianos pueden ser activos para sí mismos y los demás, produciendo alimentos orgánicos. Se trata de un concepto innovador que, como explica el estudio Spark, se puede aplicar en cualquier contexto urbano. 

· Brutal House, Studio Opa. Isla de Rodas: se trata de una casa sin impacto en el paisaje, ya que está completamente enterrada en la roca. Su diseño proporciona una superficie superior, ocupada por una piscina, y tiene una superficie acristalada en la parte expuesta al acantilado, para garantizar la luz natural. 

· Agora Garden, Vincent Callebaut. Taipei: cada vez son más las grandes ciudades que, en la arquitectura verde, están dando grandes pasos gracias a la decisión de optar por un horizonte sostenible. Nueva York, Dubai, Rotterdam, Londres, Cantón, Manama: son las ubicaciones de los rascacielos verdes más ambiciosos. El Agora Garden es literalmente verde porque estará rodeado de plantas que absorberán la contaminación que proviene de las casas y el smog urbano. 

· Casa Kaufmann, Frank Lloyd Wright. Mill Run: está considerada la obra maestra de la arquitectura orgánica (término definido por su autor). Promueve la armonía entre el hombre y la naturaleza. Y supone una síntesis perfecta entre el entorno construido y el entorno natural. Esto significa no sólo recurrir a opciones sostenibles, sino también a diseñar el proyecto teniendo en cuenta las líneas naturales del entorno natural que lo rodea. La síntesis perfecta de esta filosofía es la casa misma: está compuesta por terrazas suspendidas, entre las que fluye la cascada del arroyo.