¡Agosto en la ciudad!

Existen muchos destinos turísticos para el 2018, y todos ellos son perfectos para satisfacer los gustos y necesidades de los turistas. Aquellos que quieren disfrutar de las capitales europeas más bellas, pueden ir a Roma o París, que son clásicos temporales; los que buscan aguas cristalinas en las que bañarse pueden elegir ciudades del Mediterráneo tanto en España, Grecia o Turquía, pero también Egipto, Túnez y Marruecos. También los hay que prefieren zonas con temperaturas más suaves e ir al Mar del Norte o Mar Báltico, o pueden elegir ir al Reino Unido, Dinamarca, Alemania, Países Bajos o Polonia. A aquellos que les gustan los destinos turísticos, China es un destino que ha crecido un 190% en interés en todo el mundo. Pero también lo son Japón o incluso los Estados Unidos, donde existen una gran variedad de destinos populares, con espacios con menos glamour, suburbios reconstruidos donde se pueden encontrar restaurantes, tiendas o clubes. 

Pero existen buenas razones por las que muchas personas eligen disfrutar de sus vacaciones en julio y septiembre, y en agosto quedarse en casa. 
Si vives en una gran ciudad, comprobarás cómo se amplifica tu espacio vital en agosto. Calles vacías, piscinas llenas, básicamente una ciudad semidesierta. Lo mismo sucede en los parques y jardines públicos, que están casi a tu completa disposición. O también los programas de actividades nocturnas, como música, cine u otras propuestas culturales interesantes. 
También es cierto que todo depende del lugar en el que vivas. Seguramente para aquellos que ya viven en centros turísticos europeos (desde el punto de vista turístico), probablemente será más fácil que se sientan “turistas” en su propia ciudad. ¡Pero nuestros consejos se pueden aplicar a todo el mundo!

Cualquier día que te puedas quedar en agosto en casa, seguro que dices “disfrutémoslo con calma”. Porque es precisamente durante las vacaciones cuando te das cuenta que tienes más tiempo para el hogar,  y también para uno mismo. Puedes encontrar tiempo para disfrutar de una pasión, como la lectura, o dedicar ratos a tu pasatiempos favorito, como andar en bicicleta o escuchar música. Puede que sea complicado crear una nueva rutina ya que estamos llenos de presión diaria durante el año, pero nada es imposible, déjate aconsejar por nuestras sugerencias:

1. Sin despertador: levántate sólo cuando tu cuerpo te diga que lo hagas. Sacúdete de los ritmos y tensiones que has tenido durante el año.

2. Desayuna como un campeón: prepara con calma un desayuno sabroso. Teniendo tiempo, puedes optar por hacer un experimento étnico, eligiendo cada día los sabores de un destino diferente, para así descubrir que los desayunos del mundo pueden hacernos descubrir un poco el espíritu del país en sí. 

3. Quiosco: en vacaciones, una cita ineludible es ir al quiosco y elegir alguna revista o libro para leer durante horas. Un verdadero regalo diario que cuesta muy poco dinero. Puedes añadir dar paseos cada día por un sitio diferente en zonas de tu ciudad que nunca antes hayas visto. 

4. Turistas en la ciudad: ir a la piscina, al parque o al museo y descubrir a los turistas de tu propia ciudad. ¡O si lo prefieres, pasa tiempo con tus seres queridos! Una baraja de naipes o un balón os ayudarán a pasar tardes de risas y tranquilidad. 

5. Invertir: hemos ahorrado dinero en hotel, viajes o restaurante, por lo que podemos definir un presupuesto (puede ser pequeño) para darnos algún capricho haciendo algunas compras (las rebajas comenzaron en julio, pero seguro que algo queda), organizar un fin de semana fuera de casa o renovar algunas partes de tu hogar, tal vez pintando las paredes con colores especiales o creando cuadros con materiales reciclados.

6. Dedica tiempo para organizar zonas de tu casa, ya que durante el año seguro que no has podido hacerlo. Puedes organizar, rehacer o limpiar aquello que no tuviste tiempo. Por supuesto, te sugerimos hacerlo en las horas más frescas del día. 

7. Frente a frente, contigo mismo: ya sea en un cine al aire libre, un restaurante bueno, viendo una película en casa o simplemente un atardecer de tu ciudad. Disfruta de momentos sólo para descubrir que realmente tu ciudad puede ser un mundo por descubrir.