Los abuelos

“Nadie puede hacer por los abuelos lo que hacen los abuelos. Y es que ellos rocían la polvareda en la vida de los niños” - Alex Haley.
Se trata de una gran definición del escritor estadounidense Alex Haley, que no puede evitar hacer sonreír a cualquier nieto. Cualquier persona que haya tenido la fortuna de tener abuelos guarda buenos recuerdos. El amor en forma de paciencia, las energías inesperadas de los abuelos cuando su nieto le “roba” el sombrero y va tras él, o muchas pequeñas vivencias mágicas.

Los abuelos también son un constante recurso en la vida diaria familiar (sólo piensa en cuántas familias confían los niños a los abuelos porque los padres trabajan). Por eso es importante agradecerles por todo el tiempo que dedican a lo más preciado: los niños. 
Naturalmente, no puede no haber un día dedicado a los abuelos. Y se celebra en casi todo el mundo, en fechas diferentes. En México se festeja en agosto, en Polonia en enero, en el Reino Unido el primer domingo de octubre. En España, a finales de julio. 
Siempre es buena excusa pasar más tiempo con los abuelos, tal vez en una fiesta sorpresa, haciendo un postre juntos o haciéndoles un regalo hecho con el corazón. Vivir con ellos un maravilloso recuerdo es el mejor de los regalos. 

1. Fiesta sorpresa: si es sorpresa, será un gran regalo. ¿Por qué no reunir nietos, hijos, parientes y amigos? Es difícil encontrar momentos para juntarse todos en esta vida cotidiana tan frenética. ¿Qué mejor oportunidad que esta para aprender a valorar el tiempo en familia y el amor que os tenéis? Da igual el lugar: un parque, en casa, un restaurante… ¡Lo que importa es el espíritu! Y si ese momento lo vestimos con una buena música, ¡mejor! Echa un vistazo a nuestras playlists.

2. Haz un pastel juntos: suelen ser las abuelas las que hacen pasteles o bizcochos para los nietos. ¿Por qué no cambiar de roles? Lo importante es dejar libertad a los niños y que expresen su creatividad. Quizás acabe habiendo un poco de caos en la cocina, ¡pero valdrá la pena! Con los productos correctos, se limpia en un instante. 

3. Un regalo con el corazón: a los abuelos les gustan las fotos, especialmente las de los nietos. Hoy en día tenemos muchísimas fotos con nuestros teléfonos móviles, pero regalar un marco con una buena foto impresa es un gran regalo. También puedes regalar un marco digital con muchas fotos. ¡Un regalo perfecto! O por ejemplo, ¿qué tal un calendario personalizado con las fotos de los nietos o de momentos vividos juntos? Lo mismo se puede hacer con los llaveros, carcasas de teléfonos, almohadas… ¡tienes muchas opciones! Seguro que es una sorpresa bienvenida.