La bicicleta

Mayo es el mes de la bicicleta. Venimos de celebrar en abril el Día Mundial de la Bicicleta (19 de abril) y los días son mucho más largos y soleados, lo que anima a la gente a salir a la calle con bicicletas. 

En nuestro país disfrutamos cada final de verano de La Vuelta Ciclista a España. La primera vuelta se celebró en 1935, aunque se suspendió en cuatro ocasiones por la Guerra Civil, la Segunda Guerra Mundial y por la situación económica que vivió España a mediados de siglo XX. Figuras como Eddy Merckx, Bernard Hinault, Pedro Delgado, Miguel Indurain y Alberto Contador han sido los principales vencedores de La Vuelta desde la década de los 70 hasta la actualidad. 
Carreras como La Vuelta, el Giro de Italia y el Tour de Francia han creado afición y cada vez son más las personas que salen a la calle con sus bicicletas. Y no sólo por afición, andar en bici es un deporte muy saludable. Hay numerosos estudios que confirman las mejoras que aporta al cuerpo humano un simple paseo en bicicleta. Por ejemplo, en una hora de ciclismo puedes quemar hasta 500 calorías , así como reducir el estrés del día a día. Y no sólo eso, nos protege de enfermedades cardiovasculares fortaleciendo el corazón y el sistema respiratorio. También ejercitas las piernas sin ser un ejercicio agresivo ya que tiene un impacto muy pequeño sobre las rodillas. Además, según un estudio de la British Heart Foundation, uno de cada cuatro británicos cree que las personas que andan en bicicleta son más simpáticos, inteligentes, altruistas y generosos. ¡Será porque ir en bicicleta ayuda a tener las calles más limpias! (Recuerda siempre que debes llevar casco, especialmente en la ciudad).

En cualquier caso, antes de comenzar a usar tu bicicleta, es recomendable una puesta a punto de la misma, especialmente si ha estado mucho tiempo sin ser usada. En primer lugar debes comprobar los frenos. Para ello debes tener cierta precisión: mantén la pastilla del freno presionada sobre la llanta de la rueda, aprieta la tuerca que sujeta el cable del freno y prueba a girar la rueda. La pastilla de freno debe actuar con contundencia, pero si la rueda tiende a quedarse atascada debes aflojar el agarre ligeramente.
Después, verifica el estado de las ruedas y neumáticos. Para saber si están pinchados o simplemente desinflados, voltea la bicicleta (pon las ruedas hacia arriba) y acerca tu oreja para escuchar posibles salidas de aire de la rueda. 

Obviamente, es bueno mantener la bicicleta limpia. Para ello, te recomendamos limpiarla con agua y jabón (evitar detergentes), incluso en las zonas más escondidas (puedes usar un cepillo para llegar mejor). Para secar la bicicleta y dejarla como nueva, usa tu papel Regina Blitz. Finalmente, lubrica bien la cadena de la bicicleta, ¡et voila! La Bicicleta estará lista para llevarte a una salida de domingo o un picnic primaveral.