EL RITO DEL SALUDO EN DIFERENTES CULTURAS

Saludarse con un apretón de manos es un gesto muy común en la cultura occidental. Justamente lo contrario sucede en Asia, donde el contacto físico, sobre todo con extraños, no está aceptado. En Tailandia, Camboya e Indonesia usan el emblemático saludo con las manos unidas incorporando un poco el cuerpo, mientras que en la India sí que está bien visto tocar las manos entre personas del mismo sexo.

En China el saludo es bien diferente, sobre todo en situaciones más formales con personalidades, ya que una forma de respeto en este país es postrarse en el suelo de rodillas y tocar el suelo con la frente. En Japón también son muy respetuosos con los saludos. En el país nipón suelen saludar de manera formal inclinando el cuerpo, pero en función de la persona que se salude la inclinación y la duración será mayor o menor. 

Filipinas es otro caso diferente, para  saludar a alguien mayor que tú debes  coger su mano izquierda y llevarla a tu frente, con una reverencia. Este saludo demuestra respeto hacia tus mayores pero también significa que el adulto te está bendiciendo al tocar tu frente. 

Hay diferentes culturas en las que el saludo pasa por un roce: de las narices, en Omán, solo entre hombres; de las narices y la frente en la cultura maorí ("Hongi"); de la nariz y el labio superior en la mejilla o la frente de la otra persona al inhalar en el clásico "Kunik". 

Y cerramos con un gesto de higiene: el saludo tradicional a Tuvalu, una nación insular de la Polinesia ubicada en el Océano Pacífico a medio camino entre las islas de Hawai y Australia, se toca con las mejillas y respirando juntos.