DONDE NOS DUCHAMOS MÁS

Todos sabemos que el concepto de higiene es positivo y vital para el ser humano. Y todos asociamos la higiene personal con la ducha diaria y otros hábitos comunes como lavarse las manos, la cara o asearse bien.

Hay un concepto importante que debe quedar claro: no es bueno para la piel ducharse todos los días. Existen estudios que confirman que éste hábito es dañino tanto para la piel como para el medio ambiente. Según el dermatólogo C. Brandon Mitchel, profesor de la Universidad George Washigton, “ducharse todos los días puede alterar la piel de las personas, y esto puede hacer que la piel sea más vulnerable ante el ataque de bacterias”. 

Esto significa que aquellos que buscan en la ducha diaria la eliminación total de las bacterias están consiguiendo el efecto contrario, ya que lo que se obtiene es la debilitación de la piel. Nuestro cuerpo está preparado para auto-regularse, y muchos de los productos que nos damos cuando nos duchamos son “anti bacterianos”, pero utilizan sustancias dañinas para la salud y el medio ambiente, como es el Triclosan, un agente capaz de causar alergias y resistencias a los antibióticos.

Según Euromonitor, el ranking de países en los que sus ciudadanos se duchan más veces a la semana está liderado por Brasil (12 duchas), mientras que Colombia, México, Oriente Medio, Indonesia, India, Australia, Francia, Estados Unidos, Reino Unido, Rusia, Suecia, Alemania, China o Japón se duchan menos de 5 veces a la semana. Mientras que los españoles nos duchamos una media de 6,8 veces a la semana.