Remolinos

¿Has visto alguna vez un remolino? Realmente solo estamos hablando de un agujero en el agua. Técnicamente, es un cuerpo de agua giratorio producido por corrientes de agua opuestas que se generan cuando una corriente encuentra un obstáculo. Los remolinos parecen agujeros negros en la superficie del agua. Los pequeños vórtices también se forman en ocasiones en nuestros fregaderos o cuando vaciamos la bañera. El principio es el mismo. En la naturaleza se llaman vórtices, se forman en mares, ríos y océanos.

A menudo, los vórtices son causados por las mareas. Hay muchas leyendas de barcos absorbidos por vórtices, pero la verdad es que solo los botes más pequeños pueden estar en peligro, y solo si hay un vórtice muy fuerte.

En las propias Cataratas del Niágara, desde los puntos de vista panorámicos, podemos ver varios vortices producidos por la fuerza del agua del río.

Si bien es cierto que los remolinos pueden formarse de manera repentina, después se disuelven unos minutos más tarde. Sin embargo, algunos vórtices en ciertas áreas del planeta aparecen regularmente debido a corrientes importantes o efectos de la marea.

Este es el caso del vórtice Saltstraumen, el más grande en la tierra. Se encuentra cerca del Círculo Ártico, al sureste de la ciudad de Bodo, en Noruega. ¡Puede alcanzar los diez metros de diámetro!
La navegación en esta zona es peligrosa. Solo una pequeña zona es navegable en ciertos momentos por barcos grandes.

También en Noruega, frente a las islas Lofoten, se forma un grupo de vórtices, el segundo con más fuerza, solo superado por el de Saltstraumen. La causa se debe, una vez más, a la combinación de las poderosas mareas diurnas y la conformación de los fondos marinos, con una costa poco profunda que hace que las corrientes de las mareas cambien regularmente. Piensa que este enorme vórtice ha influido en las mentes de artistas como Edgar Allan Poe o Julio Verne, que lo describen como un vórtice circular gigante que llega al fondo del océano. Poe incluso describió el fenómeno en su historia "Un descenso en la vorágine", y en 1841 fue el primero en usar la palabra "vorágine" en inglés. 

Corryvreckan es un canal estrecho entre las islas Jura y Scarba, en el lado norte del Golfo de Corryvreckan, Escocia. Allí está el tercer vórtice más grande y puede hacer que las aguas del golfo se agiten con olas de hasta 9 metros de altura. La impresionante fuerza del agua fue confirmada (por si hubiera alguna duda) por un equipo de televisión que estaban filmando un documental para Northlight Productions. Arrojaron un maniquí al vórtice de Corryvreckan con un chaleco salvavidas y un medidor de profundidad. El maniquí fue tragado y escupido lejos, alcanzando una profundidad… ¡de 262 metros!

Por último, en Japón, en el estrecho de Naruto, los remolinos se forman cerca de la isla de Awaji, ¡con una velocidad de 26 km/h! 

La impresionante fuerza de la naturaleza ha estado a menudo en el centro de las leyendas mitológicas. Según el testimonio del historiador griego Pytheas, los remolinos solían tragarse los barcos de los infortunados navegantes, y el monstruo de la mitología griega Charybidis fue rebautizado más tarde como un remolino. ¿Y qué hay de Cariddi, un monstruo que, junto con Scilla, infestó el Estrecho de Messina en la Odisea? No era más que un gigantesco remolino.

Frente al poder del agua, el hombre siempre ha buscado una justificación fantástica, en un intento de dar una explicación a un fenómeno que no podia explicar. Hoy sabemos que el remolino, un fenómeno natural perfectamente explicable, es una de las muchas y maravillosas formas que adopta el agua.