La manga marina

Entre las expresiones más espectaculares del agua, está la manga o tromba marina, un impresionante fenómeno atmosférico.

La manga marina es similar a un tornado. Los dos están formados por un mecanismo simple que hace que el aire gire sobre la superficie del mar, de un lago o una laguna. ¿Qué hace que funcione este mecanismo?

Cuando la superficie del agua alcanza una temperatura elevada (en torno a 25 grados), puede suministrar energía a unos sistemas nubosos concretos que tienen el nombre de cumulus congestus. Se trata de nubes de aspecto hinchado, que se desarrollan verticalmente y pueden alcanzar los 6.000 metros de altura. Sin embargo, la formación de estas nubes está normalmente conectada a la misma temperatura del agua, que es por lo que la tromba de agua se produce con mayor facilidad en el mar Mediterráneo y en las latitudes cercanas al ecuador. Las altas temperaturas  suministran energía al aire que hay en la parte más alta, gracias a corrientes ascendentes muy fuertes.

Las nubes cumulus congestus, por otra parte, llevan corrientes de aire frío descendiente. Cuando las dos corrientes de aire colisionan, generan movimientos giratorios que crean una manga marina. 
¿Has sido testigo alguna vez de la formación de una manga marina? Es frecuente ver varias mangas marinas creadas a la vez, muy cerca unas de otras. Incluso a pesar de tener la misma fuerza destructiva que un tornado su vista es espectacular… y aterradora a la vez.

Cuando se forma una manga marina verás una nube en forma de embudo que va bajando desde el cielo hasta alcanzar la superficie del agua. Dentro del embudo la presión es muy baja y esto causa que el agua sea succionada y empiece a girar alcanzando velocidades de 100 kilómetros por hora.
Generalmente no suelen durar más de 30 minutos con una media de duración de cinco minutos, después de lo cual el ambiente se llena de un aire caliente agotador.  
Normalmente tienen un diámetro de unos pocos metros y una considerable altura que llega a alcanzar un kilómetro.

Evitar estar en el medio de una manga marina es muy sencillo: mantente en tierra. O mejor no, porque a veces es posible ver lo que se conoce como “manga marina-tornado”, un fenómeno que hace que cuando la manga marina alcanza la tierra en vez de desaparecer se convierte en un tornado. ¡No te preocupes! Es un fenómeno muy raro.

En realidad es suficiente con informarse sobre las condiciones del clima y no salir a navegar cuando el mapa del tiempo muestre una clara presencia de inestabilidad, especialmente en otoño y en los últimos días de verano, cuando la temperatura del agua es más alta.
Hoy sabemos que las mangas marinas son una de las muchas historias que se cuentan sobre el mar y el agua pero, ¿qué decían los marineros y los lobos de mar en los últimos siglos sobre este fenómeno?

Suponían que eran monstruos de mar, la obra de algún dios furioso o, incluso, alguna maldición. En 1867, sin embargo, el pirata inglés y explorador William Dampier describió en su diario la formación de una manga marina como “un trozo de cielo”.

Lo más curioso, sin embargo, eran los trucos usados para intentar que las mangas marinas desaparecieran: desde disparar cañonazos hasta gritarle, caminar por la cubierta de los barcos o mostrar coraje en frente de la maldición. Pero el escéptico Dampier escribió: “Nunca he oído que estos métodos realmente funcionen”.