Un perfume a medida para tu armario

¿Hay algo más emocionante que el dulce e infantil perfume de talco? Este mítico polvo fino, diseñado a finales del siglo XIX para ofrecer una piel suave, aterciopelada y perfumada, es el protagonista de nuestro perfume a medida.

¿Qué necesitas para hacer un perfume para tu armario?
100 gramos de polvos de talco, pegamento de vinilo, esencias perfumadas y moldes de silicona.

Instrucciones: mezcla polvo de talco y una cucharada de pegamento en un recipiente de plástico que tenga los bordes altos. Usa los dedos para amasar la mezcla. Si esta es demasiado dura, agrega más pegamento.
Después, añade a la mezcla la esencia que más te guste. Antes de hacerlo piensa qué olor casa bien con el de los polvos de talco. Una vez añadida la esencia, sigue mezclando y amasando hasta que se convierta en una masa pegajosa. Coloca dicha masa sobre una superficie en la que antes hayas esparcido polvos de talco para evitar que se pegue. Para evitar que se quede pegada la mezcla, amásala hasta que veas que se desprende fácilmente de tus manos. 
Es momento de lavarte las manos y limpiar la superficie en la que has trabajado, ¡con un par de hojas de Blitz la dejarás como nueva!

Coloca en el interior de los moldes de silicona un poco de polvos de talco, y esparce también unos pocos sobre tus manos. Coge un pedazo de masa y colócala suavemente dentro del molde. Deberás dejar reposar la mezcla en los moldes durante al menos dos días. Una vez que pase este tiempo, la masa solidificada saldrá muy fácil de los moldes y ya podrás colocarla dentro de los armarios para que haga su función. 

Estamos en primavera y las flores están en su esplendor. ¿Por qué no aprovechas para recoger algunas de las flores que más te gustan y las secas para usarlas en las bolsas aromáticas de tus armarios? También puedes hacer una mezcla de olores con flores, hojas, aromas, canela, anís o trozos de corteza perfumada (por ejemplo, el pino suizo). Después de crear tu mezcla de aromas perfecta, cierra todo en un recipiente hermético con unas gotas de aceite esencial (una gota por cada dos tazas de productos secos) y deja todo en un lugar cálido, seco y oscuro durante tres semanas. Durante ese tiempo, agita la mezcla de vez en cuando. Una vez hayan pasado las tres semanas, distribuye la mezcla en bolsas de lona y ciérralas con una cinta de raso. 

Y aquí te dejamos algunas sugerencias más:
· Para armarios con toques antiguos: usa pétalos de rosa o jabón casero.
· Ten una bola de naftalina natural: simplemente haz unos pequeños agujeros en la piel de una naranja y rellénala con clavos de olor.
· Si te gusta el olor a infusiones de hierbas, incluye el contenido de las bolsitas en bolsas de encaje.
· Si quieres que tu casa tenga un aroma natural, ¡usa la aromaterapia!