Quehaceres de Pascua (arte y manualidades)

La Pascua es una de las fiestas más populares entre pequeños y mayores, sobre todo por las diferentes variedades de dulces típicos de esta época del año, como las torrijas, los buñuelos o las monas de Pascua de chocolate. Además de esto, la Pascua puede convertirse en un momento para involucrar a toda la familia con actividades creativas tipo “Do it Yourself” (hazlo tú mismo) que, además de divertidas, son muy útiles para decorar la casa y la mesa.

¿Cómo? Siguenos en esta dulce historia. 

Empecemos por los huevos de Pascua, quizá el elemento más emblemático de estas fechas. Estos famosos huevos de chocolate también se pueden hacer en casa gracias a los numerosos moldes que se venden en las tiendas con accesorios y decoraciones para el hogar. Pero ¿por qué no salirnos un poco del molde y creamos huevos, no para comer, sino para jugar o decorar nuestro hogar? 
Pongamos un ejemplo sencillo: en vez de tirar los envoltorios de plástico de los huevos de chocolate, puedes guardarlos y reutilizar ese molde para decorar la mesa durante los días de Pascua. Para hacer algo bonito, sólo necesitas restos de tela, recortes de periódico, trocitos de cartón, pegamento y rotuladores. ¡Deja volar tu imaginación! y puedes comenzar a decorar el molde. Recomendamos primero llenarlos de arena o pequeñas piedras para hacerlos estables. Y ya podemos empezar a dibujar divertidos personajes relacionados con la Pascua: el huevo, la gallina o el conejo…
En otros países países europeos como Alemania, Polonia o el Reino Unido, también es muy típico regalar huevos duros pintados. Es muy sencillo. Primero cuece el huevo (como lo has hecho siempre, hervir 10 minutos, dejar enfriar y pelar) y después, con colorante comestible, puedes dibujar formas en los huevos. Es importante que los huevos estén preparados desde el día anterior, por lo que hay que ser un poco previsor.  Podemos crear huevos de colores, motivos florales o lo que quieras. 
Y si te encanta el estilo Shabby Chic, simplemente combina los huevos decorados con jarrones de flores, (como se muestra en la imagen), y colócalos en la entrada de casa o como centro de mesa. 
Pero recuerda que siempre es mejor tener a tu lado una hoja de papel Regina Blitz, para proteger  las superficies en las que pintas los huevos y evitar las manchas que son difíciles de eliminar.