Cómo eliminar el pelo de la colada

Al igual que nuestro cabello, el pelo de nuestras queridas mascotas de cuatro patas cae al suelo, o mejor dicho “muda”, como  proceso natural que ocurre fisiológicamente dos veces al año: en primavera y otoño.

Para evitar tener pelo en cualquier lugar de la casa (con el clásico inconveniente que esto supone en la ropa), los animales deben cepillarse con frecuencia, a ser posible sobre una manta que nos permita recoger todos los  pelos y residuos muertos. Una acción que garantiza, al menos en gatos, la prevención de las denominadas  “bolas de pelo”,  o aquellas pelotas enredadas que se forman en el tracto gastrointestinal, causando problemas digestivos y ataques de vómitos a nuestros mínimos. 

En este caso, recomendamos usar durante el cepillado hojas de Regina Blitz, ideales para evitar extender el pelo caído por toda la habitación. En cuanto a perros, sin embargo, sería conveniente bañarlos no más de una vez al mes, con un champú adecuado para acelerar el proceso de caída del cabello.

Si no has tenido en cuenta estas recomendaciones y tienes pelo por toda la casa y prendas de ropa, te indicamos algunas ideas que seguro te sirven:

    · LA ESPONJA: las típicas esponjas de limpieza personal que encontramos en los supermercados, normalmente a un precio económico,  son perfectas para convertirse en auténticos atrapapelos en las lavadoras. Simplemente mete la esponja directamente en el tambor de la lavadora antes de cualquier lavado sin llenar demasiado la carga. 

    · POLIPROPILENO: Para asegurarnos más aun de eliminar los pelos,  puedes optar por bolsas de polipropileno de cierre hermético, que permiten lavar en la lavadora los accesorios de tu mascota sin obstruir los filtros.  

    · BOLAS DE PLÁSTICO ATRAPAPELOS, o pequeños objetos de colores de unos 4cm. Son fáciles de encontrar por internet y tienen una gran capacidad de atracción y retención de pelos y pelusas una vez se meten en la lavadora.