Acogedoras casas en Navidad

El ambiente navideño, hecho de luces y colores, muestra los lugares habituales de nuestro hogar bajo una luz diferente, la que le aporta la magia de las fiestas.

Decorar la casa es divertido, más cuando se convierte en una oportunidad para pasar un día en familia. Sólo hace falta una pizca de organización para terminar lo antes posible y comenzar a disfrutar de las luces del árbol de Navidad. Del mismo modo, también da cierta satisfacción darse cuenta de cómo decoraciones navideñas hechas por uno mismo, son apreciadas por quienes visitan nuestro hogar. 

Así que veamos cómo hacer con nuestras manos algo simple y útil, topes para puertas, centros de mesa o marcadores temáticos.


-Topes de puertas: necesitarás aguja e hilo para coser, tijeras, telas nuevas o recicladas, unas medias, arena y algodón o lana para el relleno.
Primero piensa en el diseño y patrón de la tela para poder recortar las piezas que vayas a utilizar y cóselas. Los puntos deben ser muchos y estrechos, para evitar que se rompan con el movimiento de las puertas. Con las medias, corta una pierna y utilízala como un contenedor para el relleno. Éste debe ser distribuido de manera homogénea. Cierra las medias con un nudo, insértalo en la base de la tela y completa la costura.
Ahora, si quieres realizar tus propios topes de puertas o ventanas con temáticas de Navidad, las únicas reglas son aquellas dictadas por tu imaginación.

- Centros de mesa: un hermoso jarrón de vidrio para rellenar con piñas, cáscara de naranja, ramas de pino, y porqué no, unas galletas de jengibre en forma de árbol o estrella o algunos palitos de canela. Si prefieres una guirnalda hermosa, ya sea para la mesa o para colgar en la puerta, aquí tienes algunos consejos:

Si te adelantas y las recoges en otoño, puedes usar las hojas caídas que aún colorean los parques. Para este trabajo necesitarás una aguja de ojo ancho,  hilo y unas tijeras. Cuando las hojas estén bien secas, ponlas en la mesa o en el suelo para crear mentalmente el resultado que quieres obtener. Por ejemplo, puedes alternar hojas anchas con hojas pequeñas. En segundo lugar, cóselas dejando la distancia deseada y para terminar con esta parte, haz un nudo sólo en uno de los extremos. ¡También puedes agregar bayas, palos, cuentas o lo que recomiende tu inspiración creativa! Cualquier material, desde el alambre hasta los rollos de papel higiénico, puede usarse como base para un centro o una hermosa corona de Navidad. ¡Utiliza tu creatividad!

- Marcadores de Navidad: A nivel creativo, podemos aplicar los mismos principios para los marcadores navideños. Para elaborarlos, tapones de corcho son bienvenidos, a estos se les pueden pegar los nombres de los comensales con una gota de pegamento o cortando la superficie del corcho con un cutter haciendo una abertura pera insertar la nota. Puedes atar también unas ramitas de romero con una cinta y cerrarlas con unos palitos de canela en una bolsa de algodón o de organza.  Además, es un buen regalo para los huéspedes ya que, una vez lleguen a su casa, pueden colocarlos en sus cajones. O, ¿qué te parecería un muñeco de nieve decorativo como marcador con chapas de cerveza? ¡Echa un vistazo a la imagen!

- Decoración: Prueba con un simple vaso lleno de agua, en cuyo interior flota una vela, es una solución simple pero efectiva. También puedes optar por hacer un agujero en una manzana roja e insertar la vela en él. ¿por qué no?

Otra solución bonita y sencilla es usar piñas de pino, que puedes pintar con los colores de la mesa y de tu casa.  

¡El efecto sorpresa está garantizado!