¡Aprovecha la naturaleza!

Ahora que los días son más largos, es natural alargar el camino que tomamos todos los días y hacer una parada en algún parque o zona verde, dejándonos calentar por los rayos del sol y disfrutando de todos los efectos de la tan esperada primavera. ¿Día libre? Una toalla bonita, un césped verde y... ¿qué falta? ¡La música correcta!