Julio

Llegan las vacaciones, pero el entusiasmo por irnos y descansar no debería hacernos olvidar que tenemos que tomar las medidas necesarias para evitar sorpresas desagradables en nuestra casa: limpiar antes de irnos y al llegar de vacaciones es importante.

Nos ayudará escribir una lista de las cosas que hay que hacer antes de irnos, ya que antes de partir de vacaciones uno suele estar cansado y el deseo de escapar del día a día puede hacer que se nos olviden cosas importantes. Por lo tanto, y para evitar sorpresas desagradables a la vuelta de vacaciones, darle una atención extra a la casa antes de irnos de viaje evitará que nos preguntemos en medio de un plácido baño en el mar o durante un aperitivo, si las flores que he cuidado durante todo el año se están muriendo de sed, si he olvidado algo en la nevera o si la cesta de la ropa sucia está llena.
Para evitar tener ansiedad por regresar y poder disfrutar de las vacaciones con total relajación, te damos nuestras sugerencias para organizarte mejor antes de salir de casa y encontrar tu palacio limpio y fragante para tu vuelta:

- Vacio: cuando las vacaciones se acercan, es mejor consumir todo lo que tengas en el frigorífico que volver a comprar y correr el riesgo de que se haya caducado o echado a perder. También sería ideal descongelar el frigorífico y desconectarlo durante las vacaciones para no consumir electricidad. Antes de irte, limpia el interior del frigorífico con una hoja de papel de Regina Blitz empapada en vinagre y deja la puerta abierta.

 - Riega las plantas: si no puedes conseguir que alguien se pase por tu casa para regarlas, puedes confiar en el clásico remedio de la botella: coloca una botella llena de agua boca abajo y haz  un pequeño agujero en el tapón con un alfiler. También debes hacer un pequeño agujero en el culo de la botella (que quedará arriba del todo) para que fluya el agua lentamente. Inserta la boca de la botella en la tierra de la maceta y deja que gotee poco a poco el agua. Se trata de un truco ideal para cuando te vas dos o tres semanas de vacaciones.

- Verifica los desagües: para no encontrar sorpresas desagradables y malolientes, es perfecto hacer un control rápido de los desagües del baño, para así evitar el riesgo de formación de bacterias y moho debido al estancamiento del agua. Puedes hacer una sencilla mezcla de vino blanco (500 ml), agua (1L) y 5 cucharadas de sal gruesa. Calienta el vino y el vinagre por separado y en una segunda sartén la sal gruesa con el agua. Vierte el vinagre en el desagüe y luego y el agua hervido con la sal.

- Lavandería: es normal caer en la tentación de posponer lavar la ropa para la vuelta de vacaciones, pero piensa que en el fondo es mejor hacerlo antes. Cuando regreses, deberás sumar a la pila de ropa que tengas sin lavar a la que traes de vacaciones. Además, la ropa sucia es un foco de bacterias, ¿por qué dejas que se multipliquen cuando estás fuera?

- Electrodomésticos: ¿sabéis que las ondas electromagnéticas atraen el polvo? Después de desenchufar los electrodomésticos, cubre los enchufes con hojas de papel. ¡Regina Blitz lo mantendrá alejado!

- Sábanas: lavar las sábanas antes de irte de vacaciones y poner nuevas te asegurará un retorno a casa higiénico, limpio y con buen olor.

- Basura: por último, y no por ello menos importante, ¡asegúrate de no olvidarte de ella! ¿Hay algo peor que olvidar la basura en casa y olerla cuando todavía no has abierto la cerradura de casa a tu vuelta? No sólo de la cocina, sino también del baño, del cuarto de estudio…  Una vista rápida antes de salir te ahorrará sorpresas desagradables. ¡Así podrás salir de casa con el deseo de divertirte y con nuestra playlist de música para disfrutar del verano!