Diciembre

¡Los invitados están llegando! Que no entre el pánico, al menos no ahora. Si vas a recibir familia o amigos, o si vas a organizar una fiesta durante la Navidad, definitivamente tendrás que lidiar con una rutina aún más agitada. No se trata sólo de las tareas de limpieza más habituales, sino que hablamos de la limpieza adicional por el deseo de tener una casa impecable antes de que lleguen los huéspedes. Con un pequeño “calendario de limpieza”, lograrás obtener una casa brillante con soluciones de higiene naturales.

· Utensilios brillantes: ¡es el detalle lo que marca la diferencia! Para hacer que los cubiertos sean increíblemente brillantes, pásalos uno a uno por una bola de algodón empapada en peróxido de hidrógeno para obtener un efecto espejo inmediato.

· Horno de microondas: lo has utilizado tanto para cocinar como para preparar algún postre o cena. Después de cada uso es necesario aplicar una limpieza para evitar que los olores se estanquen en el interior. Mezcla jugo de limón con una cucharadita de canela dentro de una taza y deja que se caliente durante 5 minutos. Después, pasa un papel de Regina Blitz para limpiar el interior para dejarlo desinfectado y listo para usar.

· Cristales impecables: necesitarás un par de calcetines delgados, ya que son ideales para limpiar rápidamente el vidrio sin usar un detergente. La tela se desliza perfectamente sin rayar la superficie y las ventanas se limpiarán en un momento. Con este truco la casa estará en orden y podrás posponer una limpieza más profunda después de que pase el “tranvía” de las vacaciones.

· Parquet: mezcla agua tibia, jugo de limón y una gota de suavizante. Con tu Regina Blitz, y en una pasada, dejarás el suelo perfectamente limpio para que tus invitados se puedan quitar los zapatos en casa y redescubran el placer de caminar descalzos.

· Limpieza de los mandos: estamos de acuerdo en que las cenas y reuniones familiares serían mejores con la televisión apagada. Pero es bueno mantener música en un segundo plano. ¡Así que incluso el mando de la música debe estar perfecto! Como el teléfono móvil, el mando, al ser tocado tantas veces por diferentes manos a lo largo del día, puede transformarse en un caldo de cultivo de bacterias si no se limpia. Pasa un poco de algodón empapado en una mezcla de agua, unas gotas de alcohol desnaturalizado y jugo de limón: ¡el mando permanecerá limpio durante mucho tiempo!

· El sanitario: “¿Puedo usar el baño?”. ¿Cuántas veces escuchas esta pregunta durante una fiesta? No hay problema, con esta solución que te damos sólo necesitas una pasada para tener un retrete brillante y con un olor agradable: 75ml de agua destilada, 100ml vinagre, 5 gotas y aceite esencial de árbol de té para desinfectar y 10 gotas de aceite esencial de La Menta, o la esencia que prefieras. Agrégala en una botella de plástico antes de usar esta “pócima”, y úsala hasta que se agote. Eso sí, agítala antes de cada uso.

· Cuero: es un material que envejece, pero si prefieres brillo y suavidad, usa este método para restaurar el brillo de los sillones o sofás de cuero (no de piel artificial, ya que requiere un tratamiento diferente). Empapa un paño de microfibra en la crema limpiadora (la misma que usas para limpiarte la cara) y pásala sobre la superficie del sofá. Alternativamente, derrite dos cucharadas de jabón de Marsella en tazas de medio litro de agua tibia, y rocíalo en el sofá con un recipiente para rociar. Después de pasar sobre la superficie del sofá, usa otro paño de microfibra empapado de agua limpia y deja secar. 

· Perfume casero para casa: agrega un poco de tomillo, tres ramas de romero y una rodaja de limón en una olla pequeña de agua y cocina a fuego lento durante unos minutos. ¡Un agradable olor a limpio se extenderá por toda la casa!