CALENDARIO DE LIMPIEZA. FEBRERO.

Habitualmente el mes de febrero suele ser un mes romántico. San Valentín marca nuestra agenda de planes con nuestra pareja. Y como convivir en pareja es también repartir tareas, es un buen mes para poneros de acuerdo en qué tareas de limpieza de la casa os podéis dividir a partes iguales.

Es cierto que cuando uno lo hace solo parece que el trabajo se multiplique por tres. Y también es cierto que cuando a uno lo ayudan, ¡se crea un equipo de limpieza genial!

Antes de comenzar a eliminar hasta la última mota de polvo, compartimos con vosotros un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de California: tener unas rutinas diarias es uno de los tres pilares en los que se basa el secreto de la felicidad en pareja. La división de tareas cotidianas acordada entre ambos puede ser la solución a muchos pequeños inconvenientes diarios. Obtendremos un resultado excelente si dejamos claro que tarea es mejor encomendar a cada uno. 

Y si ya hemos llegado al acuerdo de quién se dedica a qué, ya estamos listos para convertir el deber en placer con las siguientes tareas de limpieza:

- Jardín o balcón: si tenéis plantas, podéis dividiros su cuidado. Por ejemplo, elige tú tres y tu pareja otras tres. 
- Los niños y la noche: una noche los cuida papá y otra noche los cuida mamá. Y el que se queda libre en vez de ver la televisión o jugar a la consola, se ocupa de recoger los juguetes y preparar leche caliente o una infusión para disfrutar juntos antes de ir a dormir. 

- ¿La cena suele ser una odisea? Simplemente hay que distribuir las tareas en base a las habilidades de cada uno. Seguro que una ensalada puede ser preparada por cualquiera de los dos.